El Desenamoramiento Como Estrategia De Seducción

Cómo conocer mujeres

En este post analizaremos un aspecto bastante extraño de explicar, pero muy frecuente en la vida de muchos hombres.

Se trata del desenamoramiento como estrategia de seducción. Sucede cuando te enamoras de una mujer, ella es tan importante para ti que comienzas a buscarla, a seguirla, a tratar de conquistarla por todos los medios habidos y por haber. Inviertes demasiado tiempo, demasiado esfuerzo, y a menudo demasiado dinero en tu intención de ligue… pero ella no deja de negarse a tu petición.

Finalmente te das por vencido, dejas de seguirla, cesas tus intentos de conquista, y de pronto un día ella te da la sorpresa diciéndote que siempre sí está interesada en ti y quiere salir contigo.

¿Qué ocurrió aquí?

Lo que ocurrió es sencillo de explicar: Mientras estás enamorado te esfuerzas demasiado y tu objetivo percibe ese esfuerzo, tus demostraciones de interés son muy evidentes, ella se atemoriza y huye.

En cambio, cuando no estás enamorado puedes actuar más en control de ti mismo y tus emociones, no tienes nada qué perder, y muestras tanto desinterés que es realmente fácil percibirte como un verdadero hombre alfa de alto valor.

Puedes divertirte, hacer bromas a expensas de ella, negarla, sortear sus pruebas de actitud, etc. Puedes hacerlo bien porque tus emociones están realmente bajo control.

Por ello, utilizar el desenamoramiento como estrategia de seducción no es tan mala idea después de todo. Te recomiendo hacerlo en especial con una chica de la que sientes que estás enamorándote, pero ella aún nada tuyo.

Tampoco se trata de evadir el amor, pero si sientes que te estás enamorando desenamórate, intenta cortejarla pero desenamorado a fin de estar más relajado y en control de la situación. Una vez la hayas conquistado te enamorarás de nuevo.

Sé que suena raro hablar de enamorarse y desenamorarse a voluntad, pero ahora sabes que esto es posible.

Solución Problemas de Erección

Spankadoo masturbador