Como conquistar a una mujer

Potencia Natural

Conquistar a una mujer es una verdadera carrera de fondo repleta de obstáculos que deberás sortear. Difícilmente vas a poder ganarte a la mujer deseada con un par de simples gestos y recomendaciones; aunque los “flechazos” existen, suelen ser mucho más frecuentes en el cine y las telenovelas por lo que no debes dejarlo todo a la suerte.

Si deseas con firmeza conquistar a una mujer, a la que quieres que se convierta en “tu” mujer, vas a tener que esforzarte a fondo y “poner toda la carne en el asador.

Para comenzar, levanta de la silla y sitúate frente al espejo; obsérvate con atención y pregunta a tu interior: “¿es esto lo que desea una mujer?”. Tal vez seas el hombre más atractivo del mundo, y tal vez te cuides más que Cristiano, pero siempre habrá algo que puedas mejorar. Recuerda que las mujeres son mucho más detallistas que los hombres, se fijan en todo, desde el corte de pelo, hasta los zapatos, el reloj y, ¡atento!, las manos.

Y por supuesto, no abandones tu higiene bucal. Si antes de encontrarte con ella has bebido o fumado, procura masticar un chicle o un caramelo. ¡Ah! Y nunca está demás llevar contigo un cepillo de dientes y dentífrico, por lo que pueda pasar. Todo esto evitarás que tengas mal aliento, algo que está comprobado que reduce incluso el deseo sexual, y así entramos en lo siguiente de debes cuidar al máximo para conquistar a una mujer: el olor.

Si la vista será un sentido determinante para conquistar a una mejor, no menos lo va a ser el olfato. A las mujeres les encantan los hombres que huelen bien, como también a los hombres les gustan las mujeres que huelen bien. Así que perfúmate, pero tampoco te pases, no es necesario zambullirte en el frasco de perfume, sé sutil echando sólo unas gotas tras las orejas, el cuello o el interior de las muñecas.

Hablamos de apariencia, y hablamos de aroma, pero cuando esa mujer comience a conocerte, tu interior, tu forma de ser, pasará a un primer plano. Recuerda que debes mostrarte seguro, deja de lado toda actitud pesimista y derrotista porque esos sentimientos se reflejan en tu rostro, en tu mirada e incluso en tu lenguaje corporal: “¡Tú puedes”!, debes decirte a diario a ti mismo. Pero tampoco te crezcas, aprende a escuchar, a ser sincero y a respetar. El mundo no gira en torno a ti, y a las mujeres les gusta que las escuchen, pero también querrá escucharte a ti. Trata de encontrar intereses comunes y conduce las conversaciones hacia ellos, eso sí, tratando de evitar siempre los temas más polémicos.

Esto son sólo unos cuantos consejos, pero son determinantes, básicos, así que, por favor, no los descuides.

Solución Problemas de Erección